19 de mayo de 2024

C7N DIGITAL

C7N Digital

Cursos pre parto, necesarios y útiles para las futuras mamis

Siempre se ha dicho: una cosa es el embarazo, y otra el parto. Hay miedos, aprensión, los mitos familiares que a veces operan en contra, la propia inseguridad, desconocimiento. El curso pre parto es una herramienta válida para hacerles frente y llegar al momento más sublime, el de traer una nueva vida, preparadas y relajadas.

De todo eso nos hablan las obstétricas del CIC, Alejandra Cresimatti y Patricia Chiappani, quienes junto con Rosa Cerutti, componen el grupo encargado de dictar el curso

Alejandra:

“El curso de pre parto existe hace años. La idea es que la mujer se informe, sabemos que todo lo que es desconocido genera miedos, por eso es que pusimos en marcha estos cursos en principio en Vedia, en el CIC. Se trata de encuentros donde están las embarazadas con las obstétricas, se hacen una vez por semana, y ahí se informan sobre todo lo que es el proceso, el trabajo de parto, motivos de consulta. También hay una parte práctica donde les enseñamos a respirar, a pujar, a relajarse, si están con su pareja qué rol debe desempeñar en ese momento, todo para que lleguen mejor preparadas a ese momento tan importante”.

“En el momento del  parto hay una diferencia que es palpable entre la que hizo el curso y la que no. No tienen falsos pudores, se abren más a las sugerencias que se les hacen, confían en nosotras. A diferencia de las mamás que sólo vienen a control o que se controlan en privado y sólo las vemos en la sala de partos. Por eso es importante el vínculo entre la parturienta y la partera”.

 “Las embarazadas durante la pandemia venían solas, por una cuestión obvia de no amontonar gente en un lugar chico, pero claro que pueden venir con quien quieran, teniendo en cuenta que a veces los padres o no están presentes o no se animan. Ellas pueden elegir con quién, aunque a veces por los temas que se tratan los acompañantes se inhiben. Lo importante de todos modos es que la persona que vaya a estar con ella en la sala de partos reciba la información necesaria para poder servir de apoyo y el nerviosismo no les gane a todos, como pasa a veces cuando la futura mamá rompe bolsa y todos entran en pánico”.

 “Hasta ahora el curso lo dábamos en Vedia, pero tuvimos una reunión con el Intendente Ferraris en la que nos propuso si podíamos ampliar a Alberdi y otras localidades, y nos pareció muy buena idea, para que la embarazada no tenga que trasladarse”.

“En el CIC se da los días viernes a las diez de la mañana son encuentros semanales que duran aproximadamente una hora, hora y media, y duran cuatro clases. Nosotras tenemos una carpeta con las fechas estimadas de parto de las que van a control, y cuando vemos que se acercan a las 30 semanas, las invitamos a unirse a los encuentros, y  son muchas las que aceptan por suerte. Las que se acercan recién ahora se pueden acercar”.

Patricia:

“Nosotros citamos a las embarazadas cuando están de 30 semanas, así cuando ya están en término, tienen la información y la preparación previa. Es un encuentro por semana, con datos sencillos y claros. Queremos que se sientan cómodas, que puedan preguntar y sacarse cualquier duda. Es más, nosotras mismas las vamos citando”.

“El curso no es exclusivo para primerizas. Hay mamás que tuvieron cesárea previa y quieren intentar el parto –ahora se puede con una cesárea previa- Es para todas. Tenemos pacientes que ya han tenido partos, pero quieren reforzar conocimientos, o en su momento les faltó información. Y les gusta, porque las hace sentirse seguras y vivir el proceso como algo absolutamente natural. Es lo que vamos notando, que quieren aprender, que nos escuchan”.

“Nosotras estamos con las embarazadas en el momento del parto. De hecho tienen un número de teléfono donde nos pueden consultar todo lo que les pasa desde sus casas. Y luego no nos movemos de al lado de ellas en la sala de partos. Las tres rotamos, así que nos ven a alguna de nosotras, y ya nos conocen y nos tienen confianza”.

“Muchas vienen con las teorías o las prácticas que quieren hacer, como la del parto humanizado, o en el agua. A nosotras todo nos parece válido si las hace estar confiadas y tranquilas, queremos que sea un momento disfrutado. Estamos buscando el banquito de parto para las que quieren hacer el parto vertical, que no son muchas todavía”.

“Entre las mamás que vienen al curso se crea un vínculo lindísimo, muchas quedan amigas. Cuando terminan el curso se les entrega algún presente que les sirve para la lactancia, y una tarjeta con información y datos para que puedan tenerla a mano en cualquier momento”.

No dejen de acercarse.